XVII edición de la Gala Unión de Actores

CARLOS BARDEM respondiendo a PILAR RUBIO

 

La XVII Gala de los Premios de la Unión de Actores ha estado dirigida por Mariano Barroso (“Extasis”, “Los lobos de Washington” “Hormigas en la boca y director de las obras “Closer” y “El Hombre elefante”) con guión de Juan Cavestany (“Los Lobos de Whasington”, “Salir Pitando, “Guerreros”,”Gente de mala calidad” y colaborador habitual de la compañía Animalario).
Estos Premios tienen un valor especial, ya que, son los propios actores (unos 3000 afiliados) los que eligen con su voto a los compañeros de profesión que han destacado por un trabajo durante el año anterior. Se distinguen cuatro modalidades: Cine, Teatro, Televisión y Revelación.
Esta edición ha resultado ser un homenaje doble. Por un lado, del recientemente fallecido actor a la propia profesión, ya que, el guionista, Juan Cavestany, ha recogido una serie de textos de Fernán- Gómez para hilvanar los premios y por otro lado, de laorganización a Fernando Fernán-Gómez. Lo que ha favorecido esta edición, dando un ambiente teatral a la gala muy íntima porque como aseguró Carlos Bardem “es muy especial que los compañeros te reconozcan tu trabajo”.
En esta edición de dicha gala, ha habido momentos de todos. Unos han sido más emotivos, como a la hora de dar los premios. Mencionar especialmente el premio Mujeres en Unión, el cual, fue a parar al “cura rojo” de San Carlos Borromeo, Enrique Castro. Castro agradeció el premio afirmando que “sólo desde el mundo de las artes se ven las cosas pequeñas con los ojos de las madres”. Destacó el poder del cine para fijarse en historias pequeñas, como la de Madres Contra la Droga (junto a las que recibía el galardón), y hacer historias hermosas, engrandecerlas, y conseguir que la gente se fije en ellas.
El premio especial fue para el Centro de Documentación Teatral por su labor para dejar una memoria del trabajo del actor sobre el escenario, filmando todos los espectáculos que pasan por Madrid.
Siguiendo con los demás premiados, en el apartado teatral han conseguido su estatuilla José María Pou por La cabra y Vicky Peña (Homebody/Kabul), que repite después del Max y es que “es un papel que estaba tan bien escrito que sólo tenía que decirlo”, afirmaba la actriz catalana tras la ceremonia.
Rafa Castejón, Alicia Hermida, Mónica Cano y Alfonso Blanco han sido los premiados como intérpretes secundarios y de reparto, respectivamente.
En el apartado de televisión ha habido una ganadora: Televisión Española, ya que las tres series premiadas pertenecen a la cadena. Desaparecida, que se ha llevado mejor actriz protagonista para Luisa Martín y los premios a mejor actor protagonista ex-aequo para Carlos Hipólito y Miguel Ángel Solá. Los actores secundarios han ido para Herederos: Petra Martínez y Ginés García Millán; y los de reparto para Amar en tiempos revueltos: Jose Luis Alcobendas y Ana Villa.
Los premios de cine han resultado más accidentados, puesto que, cuando Carmen Machi (Aída) y Javier Gutiérrez (Los Serrano) salieron al escenario para presentar los premios de los actores de cine se esperaban sorpresas. “Sabía que Javier y yo la íbamos a montar”, bromeaba Machi cuando anunciaron por error al ganador a mejor actor secundario en lugar de mejor actor de reparto. Un espontáneo Raúl Arévalo subía a recoger el premio y se lo dedicaba a sus compañeros de nominación “que saldrán luego, espero”. Sin duda, fue el que menos sufrió los nervios de la espera antes de escuchar su nombre.
Alfredo Landa vio reconocido su trabajo por Luz de domingo, aunque el premio lo recogió Concha Velasco, quien tras ser una de las más veteranas en la unión, desde sus el nacimiento de la misma hace diecisiete años, era la primera vez que esta nominada, algo que resulta llamativo, finalmente, no se llevó el premio.
Geraldine Chaplin (El orfanato) tampoco pudo acudir a recoger su premio, que se quedó esperando porque nadie subió al escenario mientras Machi y Gutiérrez miraban espectantes a la platea.
También Petra Martínez (La Soledad) y Nuria González (Mataharis) veían reconocido su trabajo como mejor actriz protagonista y secundaria, respectivamente. Dos películas que pese a contar con numerosas nominaciones en los Goya no habían conseguido ningún premio en el apartado de interpretación. El que sí consiguió ambos fue Jose Manuel Cervino, que quiso compartir su premio “con las 13 rosas de la ficción y ofrecérselo a las 13 rosas de la realidad”.
El premio honorífico ha sido para Paco Merino, por su larga trayectoria como actor de teatro, sobre todo, pero también de cine y televisión. Merino ha recordado la historia de amor que le ha unido con su profesión y que ya comenzó en el colegio de La Salle, “una mujer bella, atractiva e incitante, tanto que creía que iba a ser inalcanzable”. Pero parece que consiguió que le hiciera caso y lleva ya más de 30 años de carrera, ahora dentro del elenco de la Compañía Nacional de Teatro Clásico.
Finalmente Jorge Bosso, secretario general del sindicato, salía de nuevo al escenario para dar una sorpresa. Llamaba a todos los premiados y los reunía en el centro del escenario del Palacio de Congresos de Madrid. Pero en lugar de la típica foto de familia, anunciaba la presencia de un invitado sorpresa: Javier Bardem, un modo de reconocer así el gran éxito que el actor español ha cosechado con su papel en No es país para viejos.
Bardem recogía el premio, con la voz ronca según afirmó “por culpa de la emoción y del paquete de Marlboro que me he fumado” y siguió con el premio “Me parece absurdo que me den un premio por haber recibido un premio”, conseguía decir mientras su madre y su hermano le daban golpecitos en la espalda. “No es fácil ser persona en una sociedad que busca etiquetas. Vosotros sabéis lo que es ser persona. Muchas gracias por este momento”.
No es el único miembro del clan que ha visto reconocido su trabajo en la una noche tan especial. También su hermano Carlos ha recogido un galardón por su papel en La zona, donde hace de mejicano. Su próximo proyecto, una cinta de Lucía Puenzo con acento argentino. “Parece que han descubierto en mí a un actor latinoamericano”, bromeaba al final de la ceremonia.

Un pensamiento en “XVII edición de la Gala Unión de Actores

  1. Pilar la vulgar, qué mujer más excesiva, siempre con las tetas aprisionadas. Creo que las cadena de televisión y los programas, pierden categoría con esta chica, y en todo caso ganan audiencia entre garrulos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s