El poder de la radio

Breve resumen sobre la historia de la radio y el poder de este medio de comunicación, así como el modo en el que los nazis la emplearon

Ya ha pasado mucho tiempo desde que Marconi, empeñado en conseguir un teléfono sin cables, lograba comuncar Terranova (Canadá) con Cormalles (Inglaterra). La aplicación fue inmediata, pero todavía estaba lejos la radiodifusión. Para esto fue necesaria la aportación técnica de John Fleming y Lee de Forest con sus válvulas. Por fin en 1.920 la emisora KDKA comienza en Pittsburg, en Estados Unidos, las primeras emisiones regulares.

La radio no fue, en un principio, un invento que respondiera a una necesidad concreta, sino que una vez que estuvo hubo que pensar cómo se utilizaba; esto se refleja en la “Teoría de la radio” de Bertolt Brech, donde se plantean las bases del uso social de la radio. Los grupos de poder (gobiernos y grandes compañías comerciales) ven la importancia que puede tener la radiodifusión en la vida política y social. Dos fueron las vías de uso de la radio. En Estados Unidos se usó la lógica comercial y la empezaron a explotar. El gobierno norteamericano no intentó en ningún momento controlar el nuevo invento; se limitó a dejar que las empresas lo hicieran. Las programaciones se llenaron de anuncios y todos buscaban tener más oyentes para tener más publicidad. Asíi fueron apareciendo entre 1.920 y 1.93 emisoras como la RCA, CBS y NBC, que hoy en día son transnacionales de la comunicación.

En Europa, sin embargo, fueron los gobiernos los que viendo el impacto que podía tener se apropiaron. Sólo se permitieron radios estatales donde se podían controlar los mensajes; estos permitía que la programación fuera variada, habiendo espacio incluso para temas interés minoritario.

Pero tanto en Estados Unidos como en Europa comienza la lucha por el control de la audiencia; quien posee mayor audiencia tienen más capacidad de persuasión entre la población. El ejemplo más claro de esto es la utilización que Hitler y los nazis hicieron de la radio.

En 1.932 Hitler le encargó a Goebbeis, que er auno de sus hombres de confianza, que se hiciera cargo del ministerio de propaganda nazi y de la radio. Entonces había en Alemania 5 millones de receptores de radio, que suponía una audiencia potencial de 15 millones de personas. A ellas llegaban los mensajes que el gobierno quería. Se incrementó la difusión de música clásica de comositores alemanes, prohibiéndose la música extranjera. El número de receptores fue aumentando, de manera que al principio de la guerra ya había 8 millones de receptores (24 millones de oyentes). Cuando estalló la II Guerra Mundial se montaron emisoras en onda corta en inglés y francés que llegaban a los soldados aliados, impidiéndoles oír sus propias radios. Las conquistas ampliaban la cadena de emisoras nazis, que llegó a tener 107 radios de ondas media y 23 de onda corta que emitían en 53 idiomas.

El manejo de la radio por los nazis fue uno de los elemento claves para crear la conciencia necesaria en el pueblo alemán y llevar a cabo el genocidio y la conquista de gran parte del mundo. Desde entonces se vió el poder de la radio y se comprobó que es un instrumento que puede servir tanto para la liberación como para la opresión.

Desde la Segunda Guerra Mundial hasta ahora la radio ha ido creciendo hasta ser un elemento clave en la vida social de los países. En estos momentos las radios se están incorporando rápidamente a los grandes grupos multimedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s