Alimentos que engordan a las personas del grupo sanguíneo O

Llevo tiempo cansada de oír dietas, una tras otra, de todos los tipos que podáis imaginar, que si la dieta de las proteínas, la de la alcachofa, la del melón, la de la manzana, la de los cítricos, la de las 1.000 o 1.400 kilocalorías, la mediterránea… Aparentemente todas funcionan.

A mi, sinceramente, no me gustan las dietas y aunque he intentado hacer alguna, no he sido capaz de llevarla a cabo, porque me resulta deprimente. Si me apetece algo y no lo como porque “engordo”, puedo resistir la tentación pero si el cuerpo me pide un alimento, aunque haya quien diga que es psicológico, es posible, pero si no como lo que me apetece, me cabreo y si me cabreo, no trato bien a las personas de mi alrededor, ni me encuentro con la energía habitual para hacer mis actividades diarias, así que, ¿por qué hacer dieta? Si lo analizo bien, realmente soy una persona que habitualmente come sano y se cuida, aunque como más cuando salgo al trabajo o con amigos o de viaje, pero son contadas ocasiones. Y con la cantidad de ejercicio y todo lo que me muevo al día… ¿Qué es lo que pasa? ¿por qué no adelgazo?

Uno de los propósitos de mi lista de año nuevo, como muchos de vosotros seguramente, es adelgazar pero no de cualquier manera, sino aprender realmente qué es lo que me pasa y qué necesita realmente mi cuerpo. No es un secreto que cada organismo es un mundo, lo que te funcione a ti, no tiene porqué funcionarme a mi, aunque aparentemente sea una dieta que funciona a todo el mundo, o a una gran mayoría.

Así que he estado yendo a varios especialistas y he aprendido cosas que os pueden parecer evidentes pero que yo no sabía como por ejemplo, que no necesito perder grasa, sino perder líquidos.

Mi pregunta es pero ¿cómo puedo tener retención de líquidos si bebo entre 2 y 3 litros de agua diarios, como 5 piezas de frutas y verduras todos los días y voy al baño bastante?

La cuestión no está en que vayas al baño bastante, sino en que lo que eliminas sean toxinas.
Para saberlo tienes que ver si la orina es transparente, (como suele ser la mía), en ese caso, no estás eliminando toxinas, para ello, la orina tiene que tener un poco de color amarillento y además tiene que oler un poco.

Fíjate que yo, ignorante de mi, pensaba que era todo lo contrario. Bueno, si soy una chica que normalmente no tiene gases y que su orina es transparente y no huele, parece perfecto. Signo de que me alimento bien. Pues no, eso quiere decir que no eliminas las toxinas y por tanto, acumulas gases y líquidos.

Si te ocurre algo así, la mejor solución es ir a una herbolería, preguntar por algún producto que te puedas tomar como cola de caballo (la infusión, no vayáis por ahí cortándole la cola a los caballos, por favor). Además de que un especialista te haga masajes en la barriga para mover los gases y expulsarlos con más facilidad y en las zonas donde acumulas líquidos, como suelen ser los tobillos, las rodillas… para romper los tejidos y conseguir que expulses esas toxinas con más facilidad.

Esto no es todo, cuando cuento al especialista qué es lo que suelo comer a diario, cuando estoy en casa, lo primero que me dice es que tal vez, aunque coma sano, esté tomando productos que me engordan. Todo depende de mi grupo sanguíneo, así que tras decirle mi grupo sanguíneo (O+, es una O no un 0, así que tranquilos, no tengo SIDA, de momento, que sepa) y darme una lista con los alimentos desaconsejados para las personas del grupo O.
Son desaconsejados porque se supone que nuestro metabolismo los interpreta como productos que nos engordan, así que aquí os dejo el listado. Espero que os sirva.

CARNE: cerdo, jamón.
PESCADO: arenque, salmón ahumando.
MARISCO: caviar, pulpo.
LÁCTEOS: leche de cabra, leche de vaca, yogur, queso de vaca, kefir, helados.
LEGUMBRES: lentejas, soja, alubias de riñón.
CEREALES: avena, maíz, trigo.
VEGETALES: aceituna negra, berenjena, brotes de alfalfa, col, coliflor, colchina, lombarda, patatas.
INFUSIONES: aloe, alfalfa, barba de maíz, bolsa pastor, equinácea, hoja de fresa, hipérico, sen, vara de oro, trébol rojo.
BEBIDAS: café descafeinado, cola, gaseosa, licores destilados, té negro descafeinado, té verde.
FRUTOS SECOS: anacardos, cacahuetes, pistachos.
FRUTAS: fresas, mandarinas, melón miel, mora, naranja, plátano macho.
ZUMOS: naranja, manzana, sidra de manzana.
ESPECIAS: canela, ketchup, maicena, nuez moscada, pimentón, pimienta blanca, pimienta negra, pimienta cayena, vainilla, vinagre.

Como podréis observar, hay productos que evidentemente todo el mundo puede entender que engordan a cualquiera como el ketchup, el cerdo o los helados, por ejemplo, pero sin embargo, me ha sorprendido el leer té verde, berenjenas, zumo de manzana, pulpo y naranjas. Son cosas que suelo tomar, desconocía que el té podría engordar a alguien, así que a partir de ahora tendré en cuenta este listado. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s