Días de lluvia: me apetecía escribir…

Días de lluvia, hoy me apetecía escribir

Foto en el Ave Madrid – Barcelona. Con iPhone y filtro de Instagram. Por Mari Trini Giner

Hoy, me apetecía escribir. Hoy es el día de la Mujer Trabajadora. Hoy me apetecía escribir y tenía que hacerlo. Los días de lluvia me suele apetecer escribir. Escribir o dormir o estar en la cama pensando en nada o en todo. Como hoy ha sido un día de lluvia pero laboral cualquiera, tenía muchas cosas que hacer. Hoy ha sido un día de lluvia laboral, igual que ayer y antes de ayer. Y aunque me apetecía, no he podido escribir hasta ahora.

Si. Me apetecía escribir y, en lugar de guardármelo para mí y solo para mí, por considerar que es algo que en este blog no encaja, que debería publicar en otro blog a parte,… pero, sin embargo, por otro lado, tratándose de algo de lo que no quiero perder la autoría… El típico debate interno de futura escritora… Me he planteado, La Cuestión: ¿y por qué no?

Hoy, me apetecía escribir. Si. Me apetecía escribir. Y he respondido al típico test que siempre he considerado infantil, estúpido e inútil pero que hoy, navegando por la red, como cualquier día, he llegado a él y me he preguntado ¿y por qué no, Trini? Puede servirte para conocerte un poco más a ti misma…

Hoy me apetecía escribir, así que, en lugar de responder a este típico estúpido test con sus respuestas típicas estúpidas: Si fuera un animal sería un delfín, si fuera un color sería el verde, si fuera una flor sería una rosa, si fuera más gilipollas sería regilipollas… y así todo el rato, he intentado ir un poco más allá, he decidido razonar cada respuesta.

Si fuera una hora, sería: Las 00:00. Es el punto intermedio entre un día y otro. A partir de las 00:00 tienes la oportunidad de volver a nacer. Antes de las 00:00 han podido suceder muchas aventuras. Después de las 00:00 pueden volver a suceder otras muchas aventuras.
Si fuera una parte del cuerpo, sería: los labios. Me encantan los labios. Me encanta morderme los labios. Me encanta morder labios. Es la parte del cuerpo que más expuesta está cada día al contacto con cosas y a mi, me encanta el contacto.
Si fuera una respuesta, sería: “¿por qué no?” Es una respuesta pero que curiosamente a la vez, tiene una entonación de cuestión que va más allá de la típica respuesta. Es una respuesta-pregunta que propone algo, lleva a una acción. Es una respuesta que la gente no se espera porque cuando la gente hace una pregunta espera una respuesta en lugar de una respuesta-pregunta. A mi me encanta la acción y odio lo típico. Me encanta responder cosas a las preguntas que la gente no espera.
Si fuera una fruta, sería: sandía porque aunque es redonda, es fresca, con un color apagado por fuera pero alegre por dentro, muy dulce y quita la sed.
Si fuera un color, sería: rojo. Me resulta un color muy vivo. Es el color de la sangre. El rojo es sinónimo de vida. Sinónimo de vida y de muerte, si ves mucho rojo saliendo de tu cuerpo. Me encanta llevar los labios rojos. Tengo varias prendas de ropa rojas o con algo rojo.
Si fuera un animal, sería: un caballo salvaje blanco, muy blanco. Nunca dejaría que nadie me domara, ni se subiera encima de mi. Correría hasta agotarme, sin que nadie me detuviera por la montaña que baja hasta el mar e iría de una punta a otra de la playa.
Si fuera un coche, sería: El Lamborghini Murciélago. Me encantan los descapotables, me encantan los coches bajitos, elegantes. ¡Qué estilo! Me encanta la velocidad, aunque nunca llegue a tanta.
Si fuera un elemento, sería: ya soy un elemento. Mi madre siempre me lo ha dicho “¡Vaya elemento estás hecha!”
Si fuera una estación, sería: primavera. Me gustan los días de lluvia de vez en cuando. Siempre que sea una lluvia fina, no molesta ni abundante. Me gusta sentir la lluvia pero no me gusta tener que usar paraguas cuando llueve mucho porque sin querer el paraguas va tropezando con la gente de la acera. Los días de lluvia abundante con paraguas no me permiten caminar por la calle tranquila. Me gusta el olor que deja la lluvia, tanto en el campo, como en la ciudad. Aunque varios días nublados con lluvia, me ponen triste sin darme cuenta. Necesito sol. Lo ideal sería un día a la semana soleado con lluvia, así la ciudad y el campo podrían respirar más. Estos días suelen estar presentes en primavera.
Si fuera un oficio, sería: periodista. Actualmente me considero más comunicadora que periodista. Comunico cosas pero no soy periodista. Realmente considero que en el mundo auténticos periodistas hay muy pocos. Se podrían contar con los dedos de las manos.
Si fuera un dibujo animado, sería: Piolín. Aunque es cabezón, por el tamaño de su cabeza, siempre me ha resultado divertido, entretenido y simpático. Me encanta que le haga rabiar a Silvestre.
Si fuera un juego, sería: el Trivial. Me parece un gran juego aunque haga sentirme inculta. Lo hace porque realmente lo soy. He nacido sin saber nada y estoy aquí para aprender. Con el Trivial aprendo. Aunque mi persona es incapaz de recordar nombres concretos de personas desconocidas para mi. Me gusta el Trivial. Me gustaría saber tanto como el Trivial. Me gustaría ser un Trivial.
Si fuera una palabra, sería: Adelante. Porque después, todo continúa.
Si fuera un número, sería: 1. Porque aunque suene egoísta, es la realidad. Soy una. Soy una sola persona. Porque soy yo y solo yo. Porque tengo clara la importancia de ese uno de yo misma en mi vida. Porque no necesito a nadie. Porque no quiero depender de nadie. Porque más de 1 significa dependencia de otro u otros.
Si fuera un país, sería: Australia. No puedo hablar mucho de él porque nunca he estado. Espero solucionar eso pronto y puede que cuando esté, ya no piense igual. Pero no lo sé. Tengo que descubrirlo por mi misma. Es la única opción.
Si fuera un sabor, sería: dulce. Soy demasiado golosa para decir otro sabor.
Si fuera un deporte, sería: surf o snow. Ambos los he practicado poco pero espero tener la oportunidad de practicarlos mucho más. Las experiencias que he tenido hasta ahora con ambos, me han fascinado. Necesito que mi cuerpo sienta el contacto del agua en cualquiera de sus estados cuando hago deporte.
Si fuera un olor, sería: frescura. Es lo que me resulta más similar a la vida. Una nueva vida. Una vida viva.
Si fuera una asignatura, sería: Literatura, así tendría una excusa perfecta para sacar tiempo y poder leer todo y escribir todo el rato.
Si fuera una bandera, sería: no me gustan las banderas. Creo que las banderas separan en lugar de unir.
Si fuera un mes, sería: Septiembre. Es un mes que siempre me ha encantado. Septiembre supone más el comienzo de año que Enero. En Septiembre volvemos a las aulas, a ver a los compañeros tras más de dos meses. En Septiembre volvemos a estrenar lápices. En Septiembre volvemos a abrir unos libros que sus hojas huelen estupendamente. En Septiembre hay días de sol, días de lluvia, días soleados con lluvia. En Septiembre han sido las fiestas patronales de mi ciudad natal. En Septiembre mi hermana mediana cumple años. En Septiembre cumple años mi madre, casualmente el mismo día de su Santo y el mismo día de la Patrona de mi ciudad natal. En Septiembre es San Miguel, el santo de mi padre justo un día antes de mi cumpleaños que también sigue siendo Septiembre.
Si fuera un perfume, sería: Aire Loco de Loewe. El nombre de este perfume lo dice todo. Desde que lo vi, dije: “tú eres el mío”.
Si fuera una gominola, sería: regaliz de azúcar. Mmmm Voy a por unas y sigo escribiendo.
Si fuera un juguete, sería: un iPad ¿no es un juguete?
Si fuera un instrumento musical sería: una guitarra. Me encantan las guitarras. Me gustaría aprender a tocarla con sentido. Porque cuando la cojo suena hasta bien pero sin sentido. Me gustan sus cuerdas, me gusta su forma. Me gusta tocarla con suavidad.
Si fuera un ser mitológico, sería: Venus para los romanos. Afrodita para los griegos. Ambas son diosas del amor, a las que yo también considero diosas del sexo.
Si fuera un aparato del futuro, sería: ¿cómo lo voy a saber si es un aparato que viene del futuro? Cuando venga podré responder ¿no?
Si fuera una serie de televisión, sería: Mad Men. Por su elegancia. Aunque en muchos casos machistas. Vemos la evolución de la mujer. Cómo la mujer va tomando terreno. Cómo se va teniendo en cuenta a la mujer. Cómo la mujer va evolucionando en lo personal y profesional.
Si fuera una canción, sería: Welcome to the jungle.
Si fuera un mar, sería: el Mar Menor. Un mar pequeñito pero muy relevante. Un mar calentito y acogedor pero a la vez, abierto a un mar mucho más grande.

Si fuera un idioma. sería: francés. Me gusta cómo suena el francés. Sigo sin entenderles a pesar de tener un cuñado francés y un sobrino medio francés, medio español.

Si fuera un sonido, sería: El latir del corazón de una niña inocente, ignorante que corre sin parar, sin saber hacia dónde va pero ella sigue y sigue, dejándolo todo atrás.

Si fuera una prenda, sería: una camiseta ancha. Una camiseta cómoda. Una camiseta de esas que te pones sin ropa interior para estar por casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s