La revolución de Carmela

Inma Cuesta en el papel de Carmela. Musical ¡Ay, Carmela! Teatro Reina Victoria. Madrid

Inma Cuesta en el papel de Carmela. Musical ¡Ay, Carmela! Teatro Reina Victoria. Madrid

Carmela es una anónima luchadora, valiente y espontánea. Hizo su revolución sin llevar en la mano una escopeta. Como muchas. Como la mayoría. Carmela no diferencia colores ni banderas. Carmela solo sabe de injusticias y lucha contra ellas. Carmela no es nadie y, a la vez, Carmela somos todas las españolas: amas de casa, niñas, ancianas, monjas, prostitutas, cabareteras, diputadas, milicianas…

Carmela es el nombre de un personaje que nos representa a las mujeres, a las de antes, a las de ahora y a las que llegarán. Un personaje de ficción concebido por José Sanchis Sinisterra en 1986. Una ficción muy cercana a una realidad porque la figura de Carmela está inspirada en una canción popular del siglo XIX que cantaban los guerrilleros españoles contra las tropas napoleónicas, y que posteriormente, fue adaptada a las circunstancias de la Guerra Civil española en la canción “El paso del Ebro”.

Carmela es un papel, el cual, ya han interpretado varias actrices españolas como Verónica Forqué, quien lo estrenó por primera vez sobre las tablas de un escenario en 1987. A cotinuación, vinieron otras Carmelas teatrales como Kiti Mánver y Natalia Dicenta. Carmen Maura fue la Carmela cinematográfica y hay otras mujeres que no saben tanto de subirse sobre un escenario o aparecer delante de una cámara pero que han luchado tanto como Carmela a lo largo de los años. En esta ocasión, ha sido Inma Cuesta quien ha dado vida al personaje en una versión musical. Los rostros, las voces y el formato, van cambiando pero Carmela es y será la misma. Su historia continuará viva.

Carmelas de ¡Ay, Carmela!

“¡Ay, Carmela” vio la luz por primera vez en 1987 cuando se estrenó como obra teatral que dirigió José Luis Gómez. Este 2013 la hemos visto convertida en musical. Un musical que refleja, como pocos, la época más sangrienta de nuestro país. Tal como se nos cuenta al comenzar la obra, la historia de Carmela: “Sucedió en España, el país de la alegría. Lleno de cuarteles y sacristías. Un país pobre, de pobres agricultores, con pocos maestros y muchos pastores. Y muchas, muchas, muchas españolas. Españolas del refrán y la receta, casi siempre tristes, desgraciadas; casi nunca libres, ni felices. Casi siempre analfabetas, Con las cabezas cubiertas de velos y mirando al suelo, resignadas.”

Este espectáculo se lo debemos a Andrés Vicente Gómez, productor del largometraje “¡Ay, Carmela!” que dirigió Carlos Saura en 1990 y el cual, ganó el galardón de Mejor Película en la V edición de los Premios Goya junto a doce Goya más, incluido el de mejor director, mejor actriz y actor protagonistas, entre otros. Vicente pasó unas semanas en Londres viendo musicales, la mayoría eran adaptaciones de películas y fue allí donde se cuestionó porqué no hacer un musical de una película española como “¡Ay, Carmela!” en una época de crisis general, en la que la industria del cine está muy afectada porque un film lo podemos ver en casa (aunque no sea en las mismas condiciones de calidad que un cine) pero la experiencia de vivir una obra teatral en directo, es insustituible.

Uno de los carteles oficiales del musical "¡Ay, Carmela!"

Uno de los carteles oficiales del musical “¡Ay, Carmela!”

Funciones previas, ensayo general, pase de prensa, pase gráfico, estreno oficial, tras el estreno,… he perdido la cuenta de las veces que he visto el musical “¡Ay, Carmela!” este año en el Teatro Reina Victoria de Madrid y aunque casi podría recitar el guión, cada día que lo veo, me emociona más. Esto puede deberse a que según van avanzando los días y con ellos, el número de funciones de una obra, se van puliendo detalles que poco a poco, acercan el espectáculo cada vez más al perfeccionismo. Es lo que me gusta del teatro, que está vivo. Una misma obra, cualquiera, nunca realiza dos funciones exactamente iguales.

Rostros de los actores y las actrices del musical "¡Ay, Carmela!"

Rostros de los actores y las actrices del musical “¡Ay, Carmela!”

“¡Ay, Carmela!” está a la altura de los grandes musicales, sin muchos artistas sobre el escenario, teniendo en cuenta a lo que nos tienen acostumbrados, éste cuenta con solamente ocho actores en total y una escenografía limpia y sencilla. Hay un gran equipo. Dirigido por Andrés Lima, basado en la obra homónima de José Sanchis Sinisterra, adaptado por José Luis García Sánchez, con música original de: Joan Valent, Vanesa Martín y Víctor Manuel; con canciones que ya hemos escuchado en otras ocasiones como: “El café de Chinitas”, “Suspiros de España” o “Ay, Carmela”; con tres actrices de la talla de: Marta Ribera, Inma Cuesta y Sagrario Mielgo y cinco actores como: Javier Gutiérrez, Javier Navares, Alvaro Morte, Pablo Raya y Javier Enguix. Todos se complementan muy bien.

Marta Ribera saliendo al escenario en el musical "¡Ay, Carmela!"

Marta Ribera saliendo al escenario en el musical “¡Ay, Carmela!”

Se juega con el audiovisual para introducirnos en la historia. Una cortina roja, como si se tratara del telón del teatro, sobre el que vemos proyectadas imágenes de mujeres y hechos que sucedieron durante la Guerra Civil Española. En más de una ocasión tenemos a una sola actriz sobre el escenario. La narradora, Marta Ribera, nos abre el telón y no necesita nada más acompañándola porque con su voz y sus sugerentes, sutiles y elegantes movimientos, es más que suficiente. Ella es la que le pone el toque de cabaret al musical. En la mayoría de las escenas tenemos a los dos protagonistas solos, Carmela (Inma Cuesta) y Paulino (Javier Gutiérrez) quienes con su historia personal y humana nos emocionan, nos hacen reír y llorar, como toda buena tragicomedia, nos sacan los sentimientos a flor de piel, e incluso, más de un espectador ha confesado que durante el musical se le ha llegado a poner el vello de punta. Algo no tan extraño, además de por el ambiente, lo que transmiten los actores y las canciones, la cercanía con el público hace mucho. El patio de butacas también forma parte del escenario. Inma Cuesta incluso llega a sentarse sobre más de un espectador mientras canta “¡Que viene el coco, mamá!” y los asistentes se animan a hacer de coro. “¡Ay, Carmela!” está revolucionando el Teatro Reina Victoria.

Andrés Lima ha sabido unir a la perfección los distintos elementos de esta tragicomedia de la dramaturgia contemporánea. Incluso al propio autor de la obra original, Sanchis Sinesterra que ha ido al teatro a verla, ha confesado salir sorprendido de lo que le ha gustado porque han sabido captar la esencia de la obra y de los personajes para hacer un producto escénico nuevo, original y muy potente.

Yo el día del estreno del musical "¡Ay, Carmela!" en el Teatro Reina Victoria. Madrid

Yo el día del estreno del musical “¡Ay, Carmela!” en el Teatro Reina Victoria. Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s