Estudiantes españoles presumen de mostrar la polla en el Acrópolis de Atenas #MeApeteceDecirlo

Estudiantes españoles presumen de mostrar la polla en el Acrópolis de Atenas #MeApeteceDecirlo
Estudiantes españoles presumen de mostrar la polla en el Acrópolis de Atenas #MeApeteceDecirlo

El pasado 15 de marzo me encontraba en Atenas y viví una de esas situaciones, de tantas otras que he vivido, que hizo que me avergonzara de compartir nacionalidad con los jóvenes con los que me crucé. ¿Dónde está el respeto y los valores? ¿Qué educación recibimos?  ¿Por qué sus profesor@s no les llamaron la atención? Tuvo que hacerlo el guarda de seguridad del Acrópolis.

No nos gusta que fuera de España, a l@s español@s nos consideren maleducad@s e irrespetuos@s, aunque caigamos bien porque solemos ser muy sociables. A nadie le gusta que hablen mal de su país o tengan una visión negativa del conjunto social al que “pertenece” y/o en el que ha nacido. No todo lo que piensan de nosotr@s es tan positivo como creemos desde España. Al vivir en diferentes países, lo he podido comprobar en primera persona y me pregunto, ¿por qué? ¿cuál es nuestro comportamiento para que en otros países tengan esa visión de l@s español@s? Si cuando me encuentro fuera intento dar siempre lo mejor de mi… ¿qué sucede? Luego me encuentro con situaciones como la que comparto hoy que viví y recibo la respuesta.

Los adolescentes que están de espaldas en esta fotografía que tomé en el Acrópolis de Atenas, son los protagonistas de esta historia. Son alumnos de 2º de Bachillerato del Instituto Marítimo de Valencia. Eran unos 40 estudiantes, acompañados de 3 profesor@s.

Me encontraba caminando sola, con mi cámara y trípode haciendo fotografías, y oigo voces en español. En mi camino de cumplir mi objetivo con las imágenes, me voy acercando a este grupo. Uno de los jóvenes llevaba  cámara y trípode, también. Lo había colocado para tomar una foto grupal. Uno de los profesores le indicó cómo tenía que tomar la imagen y les sugirió hacer alguna postura divertida. Las chicas se ponen de rodillas, con la cabeza a la altura de la parte más íntima de algunos de sus compañeros. Oigo una voz femenina que sugiere esta posición y risas de chicas tras terminar la sugerencia. Ellas mismas se ofrecen voluntariamente. Nadie dice nada. Me llama la atención pero no me meto. ¿Para qué? ¿Debería haberlo hecho? Sigo caminando. Al pasar por delante, uno se quita la camiseta. Quería lucir abdominales en la foto. Sigo mi camino.

Vuelvo a reencontrármelos en otro punto del Acrópolis. Uno de ellos le cuenta a otro: “¿sabes lo que nos ha pasado? Estábamos haciéndonos una foto de grupo, “X” (no recuerdo el nombre que dijo) se ha sacado la polla y ha venido el de seguridad. Nos ha dicho que era una falta de respeto, que eso no se podía hacer. Le hemos dicho que imitábamos imágenes griegas y se ha ido.” Lo contaba sonriendo y con un tono de orgullo. ¿? ¿Imitar imágenes griegas es una justificación? Tal vez debería haberme metido en la conversación y preguntarle si se sentía orgulloso… No lo hice pero es posible que si sigo encontrándome situaciones de este tipo, me vuelva más “activista” en lugar de meramente “observadora” porque realmente me molesta este tipo de comportamientos. Y no me vale la justificación de: “déjalos, son adolescentes…”. Termino mis fotos y sigo mi camino.

En el tercer punto que paro a tomar fotografías, tras unos minutos, aparecen. Quieren hacerse otra foto grupal. Esta vez el fotógrafo está abajo, algunos se sientan en uno de los muros con las piernas hacia afuera. Cosa que está prohibida por seguridad, debido a la altura y que el muro es resbaladizo. Estoy presente. Delante de mi, varias personas de seguridad les han llamado la atención a varios turistas. Cuando ellos se están haciendo esta foto, uno de los hombres de seguridad les llama la atención también pero se hacen los sordos (tal vez no entienden inglés) y son tantos, que el hombre se da por vencido, no insiste.

Preguntas para reflexionar:

  • ¿Dónde está la educación y el respeto de estos jóvenes y de sus profesor@s?
  • ¿Se sintieron orgullosos de que a uno de sus amigos se le ocurriera mostrar la polla y le rieran la gracia?
  • ¿Se sentirían cómod@s tod@s l@s compañer@s con la actuación de este chico?
  • ¿Hace algo así siempre que viaja?
  • ¿Deberían saberlo sus padres? ¿Qué pensarían?
  • ¿Deberían los profesores hacer algo? ¿Debería saberlo el director o la directora del instituto?
    Lo que tengo claro es que deberían conocer el lema de la Organización Mundial de Turismo: “Travel, enjoy, respect” (Viaja, diviértete, respeta). Tal vez UNWTO debería plantearse realizar talleres en instituciones educativas, ya que parece que ni los profesores ni los padres  son capaces.

MORALEJA: Antes de enseñar a hacer una raíz cuadrada, deberían enseñar lo básico en la vida, el respeto, conocernos a nosotr@s mism@s y los valores. Por eso, soy partidaria de sistemas que he podido conocer como L’école d’Humanité en Suiza o Montessori, en lugar de sistemas tradicionales que acaban creando generaciones “NINIS”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s