Marisol. Fotografía Mari Trini Giner

“Erasmus para entrepreneurs nos saca de la zona de confort para aprender”, Marisol

Marisol. Fotografía Mari Trini Giner
Marisol. Fotografía Mari Trini Giner

Marisol es de Madeira, una isla portuguesa en la que la mayor fuente de ingresos es el turismo. Tiene 42 años. Dejó su trabajo en un banco y se fue a Lugo (Galicia) a realizar durante 3 meses el programa “Erasmus for entrepreneurs” (Erasmus para emprendedores) con la compañía Vida Láctea, donde hemos coincidido.

Supo que existía este programa durante una conferencia en el centro de empleo de Madeira. Eligió hacerlo durante 3 meses aunque podría ser hasta 6 meses, porque le parecía tiempo suficiente para observar toda la información necesaria. Contactó a la empresa en Marzo, en abril acordaron las fechas para comenzar en Junio.

Marisol durante su trabajo en Vida Láctea con el programa "Erasmus para emprendedores". Fotografía Mari Trini Giner
Marisol durante su trabajo en Vida Láctea con el programa “Erasmus para emprendedores”. Fotografía Mari Trini Giner

Para presentarse a este programa hay que tener una idea, la de Marisol está relacionada con el alojamiento local. Por ello, vino al albergue Lug2, tras la recomendación de Belén de la Cámara de Comercio de Santiago de Compostela, quien le habló de Vida Láctea, una empresa local que gestiona varias actividades como: campamentos, ludoteca, coworking, escuela de formación de ocio y tiempo libre y un albergue.

Marisol tenía claro que su destino era España y vino a Lugo, aunque confiesa que lo más difícil fue dejar a la familia y amistades, así como, imprevistos que le surgieron los primeros días en España. Le costó acostumbrarse al clima y le surgieron algunas alergias, lo que le hizo plantearse en algún momento abandonar el programa. Aún así, siguió adelante. Tras esta gran aventura, está muy contenta de poder haber vivido algo así.

Las principales actividades de Marisol durante “Erasmus for entrepreneurs” han sido las reservas, el recibir a los huéspedes y explicar el funcionamiento del hostal, así como elaborar alguna comida que ha hecho como hobby, con mucho amor y cariño. Algo que puede aplicar al volver a Madeira, donde tiene una casa de campo, con una buena ubicación para el turismo rural,

Durante el tiempo que ha pasado en Lugo, ha valorado mucho el idioma, la historia de la ciudad, el trabajo en equipo y la amistad. En lo que se refiere a las actividades del día a día, ha aprendido la importancia de recibir a los huéspedes en el albergue con mucho amor, cariño y simpatía, para darles la comodidad necesaria y hacerlos sentir como en su propia casa.

Marisol es consciente de que un buen gestor es siempre un buen líder y un buen líder arremete las mangas para ayudar al equipo. Recomienda este programa a cualquier persona porque es una oportunidad de aprendizaje, conocer la cultura de otro país, el idioma, cómo encarar ciertas situaciones, el compañerismo y el verdadero sentido de la amistad. “Todo  esto nos hace valorar las pequeñas cosas de la vida, al estar fuera de nuestra zona de confort”, como la propia Marisol indica. Ya ha terminado el programa y ahora solo le puedo desear lo mejor con su nueva trayectoria, sus ideas y proyectos. Ha sido una buena compañera. Obrigada y ¡hasta otra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s